miércoles, 4 de junio de 2008

Por fin, ¡el vídeo!

Onofre García Valderrama estaba convencido de que su militancia mancheguista era aval sobrado para que Pedro Almodóvar aceptara de primeras conducir la puesta en escena de sus canciones. Según ha podido saber este corresponsal de fuentes generalmente bien informadas, el genio de Cotillas, Albacete, persiguió durante el primer trimestre del año en curso al director de Calzada de Calatrava, Ciudad Real, para ofrecerle desinteresadamente y por aquello del roce de la Mancha el volcado a imágenes de ‘Chocones’, primer sencillo de su recopilatorio ‘Onofre y los beibis cantan al ayer y al hoy’, que como es bien sabido arrasó en las pasadas Navidades.

Pero hete aquí que Almodóvar rehusó el regalo con gran pesar, o por lo menos eso le dijo el secretario adjunto al director de Agenda del sencillo cineasta: “Don Pedro –decía el SMS del ejecutivo que iba con copia a 223 destinatarios– lamnta no acptar su ptción xq stá ensa&ando con P-X la II IIT de Volver (Revolver). Abzs de to2”.

Onofre García Valderrama (sería allá por marzo) estuvo a punto de tirar la toalla y dejar que semejante canción quedara para siempre en los oídos de sus miles de fans, renunciando a su visualización en retina, como era su sueño. Pero, ya se sabe, las cosas pasan cuando tienen que pasar y no cuando uno quiere que pasen. El caso es que, al poco tiempo, conoció a un tipo en Tasca Liente, Cuenca, en donde se encontraba cerrando los bolos de su banda para el verano. El tipo en cuestión intentaba acabar como podía con un morteruelo y eso le hizo sospechar a Onofre que ese señor no era de por allí, así que le echó conversación hospitalaria. El señor, como sospechaba, ni siquiera chapurreaba bien el castellano, pero como Onofre tenía el inglés de cuarto o así, hicieron migas.

Resulta que era un tal Garry Marshall, director de cine, que se había dado a la gastronomía después de que su éxito de 1990 se le subiera a la cabeza y ya no encontrara cómo superar aquella historia en la que una ligera Julia Roberts y un forrado Richard Gere se enamoraran y tal. Luego filmó más, pero ni flowers. A Garry le iba el romanticismo y nunca encontró un guión a la altura de Pretty Woman, por lo que llevaba 18 años de ruta en ruta de tapas.

En medio del avanzado spanglish remojado con tinto peleón, Onofre le ipodeó en una oreja ‘Chocantes’ a Garry… y a éste le faltó tiempo para descolgar el móvil y poner en marcha a todo el equipo que tanto le debía desde aquel 90. En menos de trece días de mayo consiguieron tener listo el videoclip, gracias en parte al desparpajo de su cuñada Angelines (tan buena vocalista como actriz) y del bajista Juan Luis, que entendió a la tercera lo que se esperaba de él en el papel escénico.

Tras contratar a Atracciones Manolo para que montara el escenario en el descampado de Guadalorce, Garry y su equipo consiguieron hacer una obra plena, algo que siempre habían soñado desde lo de la Julia. Onofre, cuando vio el resultado, no pudo contener las lágrimas.


Relacionados: Duele un horror, Cumplimiento de sentencia, Ángeles del purgatorio, Un verano trascendental.

3 comentarios:

Inés Royo dijo...

Grande Paco, grande!! jajajajja. llevaba esperándolo un mes!

LUISGUI dijo...

Pacotto eres el Rey, y este vídeo se merece un post aparte para comentarlo al detalle. Es de las cosas más penonsas que he visto en mi vida. Desde el pelucón de la rubia, el prota con los pantalones marcando paquetillo, la tonalidad rosa de las instalaciones, y los corazones del final subiendo... buah, sin palabras.
GRANDE ONOFRE

Nico Sangrador dijo...

Qué grande!!!!! Por fin podemos ver el tabaco al hombro! jajajaja