jueves, 26 de junio de 2008

Dieciséis maestros

Sin ánimo de mosquear a los alumnos de grado (Sincopado asegura que es mentarlos y empiezan a llover los comentarios en este rincón), me quedo un rato pensando en los de posgrado. Unos y otros han echado la persiana esta semana en fcom, pero de los primeros ya me ocupo a menudo, así que voy con los segundos. Son protagonistas ahora porque, ayer por la tarde, recibieron la papela que los certifica como maestros en Gestión de Empresas de Comunicación. Allí estaban los dieciséis, tan guapos y repeinadicos, rodeados de profes pero, sobre todo, de familia y amigos. Brindamos por esa gestación reglamentaria de nueve meses de máster que culminaban en parto natural. Para las estadísticas: diez chicas y seis chicos. Y como no hay rusos en la costa, voy con la clasificación: España, 3 (Ainhoa, Esther y Sergio); Venezuela, 3 (Isabel, Dayana y Rita); México, 2 (Vladimir y José Ramón); Brasil, 2 (Isabela y José Vicente); y con uno Paraguay (Diana), El Salvador (Graciela), Chile (Felipe), Ecuador (Lorena), Perú (José Luis) y Panamá (Julie).

En este máster doy un módulo de Gestión de Contenidos en Prensa. Bueno, la verdad es que la materia es lo de menos. Lo de más es lo bien que se lo pasa uno con gente que te cuestiona hasta la hora que marca el reloj. Y ahí está la gran diferencia entre dar clase a alumnos de grado y de posgrado. Supongo que será por la edad que separa a unos y otros (poca pero enorme), pero lo cierto es que, mientras con los primeros se te reseca la boca tras dos horas de largar sin parar, con los segundos hay que hablar desde la trinchera, porque tiran a dar: expones una idea y, hala, todos enzarzados en pues sí, pues no, pues depende; así que casi con solo ordenar el debate se pasan las horas. Resultado: no sé ellos, pero yo salgo sabiendo un montón más. Qué gente, que lujo.

Y qué orgullo saber que salen con las ideas claras, frescas y modernas para incorporarse a los equipos empresariales que gestionan los medios de comunicación. Anoche, en el acto académico, tuvimos oportunidad de reordenar la base que da sentido a estos nueve meses, y que se encargaron de refrescar Quico Pérez-Latre, profesor elegido también como padrino por esta promoción (y que a este paso bate el récord de la saga de los Corleone), y Sergio Pérez Conde, en representación de los alumnos. Ambos hablaron de líderes, pero de un liderazgo que nada tiene que ver con el poder y menos con la ambición y nada con el materialismo. Se habló de líderes que saben armar equipos y trabajar para ellos, líderes que hacen felices a quienes les rodean y que son seguidos por cariño y convencimiento, no por galones. Gestores que saben que tan importante es el tiempo que sus equipos invierten en el trabajo como en el resto de su vida. Se habló de libertad, de generosidad, de alegría, de metas que tienen más bien poco que ver con la esporádica caída del euríbor y sí mucho con la constante subida personal. Pero bueno, sería muy largo de explicar aquí; ellos han invertido nueve meses de sus vidas en consolidar la auténtica cuenta de resultados, la que al final es la que más importa.

Foto de familia (de verdad). Mientras los dieciséis maestros posaban para la tradicional foto de grupo, servidor disparó a los disparadores.

7 comentarios:

Sergio dijo...

Empzamos haciendo caso: manteniendo el contacto con las redes sociales. Gracias por tus palabras tan cariñosas.

Nico Sangrador dijo...

Qué grandes. Algún día espero estar entre ellos.

Por cierto, no nos mentes, que la lías!!!!

ObesoTV dijo...

AGUANTE PACOTTO!!!!
LO MÁS GRANDE Y MUCHAS GRACIAS POR TODO LO ENSEÑADO...
FUE UN HONOR...
EN CASO DE QUE NO LO VEA:
Buenos días
Buenas Tardes
Y Buenas Noches...

Vladimir Estrada dijo...

Larga vida al MGEC, gracias Paco
Vladi

I Know, comunicando... dijo...

Estos soldados son lo que son gracias a sus capitanes. Gracias Paco

Isabela dijo...

Que honor y que alegría ver este post, con nuestros nombres y nuestras fotos.
Seguro que fué un gran momento para celebrar los mejores 9 meses de nuestras vidas.... El MGEC es tan grande por la gente que lo hace.
Eres grande, Paco. Muchas gracias y un gran saludo, una vez más, con mucha alegría y honor.

Julie Rucker dijo...

Profesor Paco, Muchas gracias por tomarse el tiempo en recordarnos de tan bella manera.

Las foto de los padres me encanto. Es usted un detallista...

Es en verdad un grato honor haberlo tenido en clases.

Siempre se le recuerda y recordara!

Muchos saludos