domingo, 8 de junio de 2008

Luisgui on the blog

A Luisgui lo trajeron al mundo con el verano, y de esto hará yo qué sé. En la Facultad es conocido por echar las mañanas con sus grupos de Edición (primer semestre) y de Proyectos (segundo semestre). Anda a zancadas y con el pecho para adelante, como si estuviera atravesando siempre una cinta de meta. Por las tardes no aparece porque está encerrado en su Diario de Navarra, venga a escribir de ciclismo y pelota. Por las noches no sé qué hace, pero supongo que roncar, bendito.

Yo, lo tengo dicho, me lo pediría de profe de Proyectos si es que me tocara volver al otro lado de las aulas. Y no solo por lo que sabe y enseña, sino por la pasión que le echa. Vamos, que es uno de los pocos con los que no me apostaría una caña a ver a quién de los dos nos gusta más el periodismo.

La pasión (confesable) de Luis Guinea son las bicis. El otro día, cuando cerramos Proyectos, me decía: “Bueno, ahora podré volver a machacarme las piernas por las mañanas”. Luisgui lleva cinco años acudiendo a una tortura conocida como Quebrantahuesos (a que ya solo el nombre acongoja, a que sí), una carrera cicloturista de más de doscientos kilómetros de subibajas por el Pirineo aragonés, y este monstruo mítico, también conocido por Spider, se prepara a fondo desde meses antes. En su magnífico blog cuenta cómo lleva la cosa para este año, en que la prueba se celebrará el 21 de junio, coincidiendo con su cumpleaños.

En la edición del año pasado Luis pinchó: se desfondó, se agotó, se rompió y tuvo que retirarse, por consejo médico. Y Luis lloró como un hombre. Nosotros (Lejana y servidor) seguimos algo la carrera, haciendo risas sobre las probabilidades de ver pasar a Luis en un pelotón de… ¡más de ocho mil participantes! Y, bueno, el jarro de agua fría me llegó cuando leí en su blog el drama que acababa de pasar.

Ahora quiere cerrar esa herida, saldar esa deuda que arrastra con su ego y ya tiene su flamante dorsal (3.233) para irse de picos en menos de dos semanas. Yo, desde aquí, también me estoy entrenando para apoyarle hasta quedarme afónico. Y para empujarle, qué carajo, si veo que no va a llegar. Esta carrera la terminamos de todas a todas, maldita sea. Queda inaugurada la Orquesta de Bicicleteros Valientes Indurain y Otros, esto es, OBVIO.

5 comentarios:

LUISGUI dijo...

Paco tío, que me ahogo con tanto incienso y parabien.
Gracias por el post y el detallazo. A ver si el 21-J no defraudamos.
Un abrazo amigo

Txiribi dijo...

Dos claro y canasta. Luisgui, auténtico crack dentro y fuera de la cancha.

Los que somos de MAJ confesamos que ahora también nos va tu rollo. Grande.

Oier

Nico Sangrador dijo...

Hombre, yo he sufrido a Luisgui en Edición y en Cincuenta, y tengo que decir que es bueno, muy bueno. Obvio. Es de esas personas a las que sólo hace falta decirle un "a que no hay" para que dé el 101% de sí.

Luisgui, mucho ánimo el 21-J

Inés Royo dijo...

Paco, este es el club de fans de Luisgui del que hablamos??? jajja. Luis, ojo que la expedición hacía Huesca el día 21 sigue en marcha, sólo me falta medio de transporte y alguno más con tiempo...

Cris Sarasola dijo...

Y la semana que viene en desMARCA2...

El MÍTICO Luis Guinea recibe el mejor regalo de cumpleños al lograr llegar a meta con vida en la XIV edición de la Quebrantahuesos. Si le queda algo de aire en los pulmones, nos contará EN EXCLUSIVA su experiencia en los 205kilómetros de distancia que recorrerá no entiendo todavía muy bien por qué...

(...ya son ganas no?) Pues nada, mucho ánimo!