lunes, 16 de junio de 2008

El melocotón de Onofre

Cuatro días antes de ingresar en su clínica de desintoxicación preferida, Onofre García Valderrama entregó a la discográfica la maqueta con la canción que completaba su LP ‘Vaya vida’. Se trataba del tema ‘Cacho melocotón’, primero en el que Onofre se sumergía por los procelosos y controvertidos vericuetos de la canción intimista/protesta. Pero Onofre necesitaba contar al mundo por la que estaba pasando y desenmascarar de una vez por todas a la traidora sociedad, responsable de todas sus desgracias.

Cuando en el verano de 1978 su interior se vio rasgado por la ausencia de noticias de Marijose, Onofre no quiso componer más. Estaba roto de amor y allí, en su refugio de Cotillas, comenzó a trasegar anís del mono entre el bar de arriba y el bar de abajo en un círculo vicioso que se fue estrechando hasta que los integrantes de su banda, 'Los Impecables de Cotillas', hicieron lo que unos amigos deben hacer: dejar de pagarle rondas. Pero Juan Luis, el bajo, fue más solidario si cabe y consiguió que su padre le diera trabajo en El Paraíso, la funeraria que regentaba en Albacete. Onofre trabajó allí, mal que bien, hasta la primavera de 1982. En ese tiempo se moderó algo en lo del anís, aunque empezó a tontear con otras cosicas que se metía a partir de las 19:30, cuando terminaba de despachar a su último cliente.

La casualidad de presentarse a voluntario en el Barnabéu por lo de los Mundiales, y encima ser aceptado, dio un vuelco en su vida. Su Marijose estaba también allí, de naranjita, y el músico sintió que se le volvía a exprimir el corazón. Por no entretenernos (tiempo habrá), baste decir que el reencuentro terminó en boda, celebrada en la tierra natal de Onofre, el domingo 27 de mayo de 1984. Allí, en la Iglesia Parroquial del Perpetuo Socorro, Marijose tardó 3’12’’ entre el sí quiero y la estampida. Al parecer –sin confirmar–, la excesiva familiaridad con la que era tratada por los tíos de Onofre le terminó por convencerse de que se estaba (¡se había!) equivocado. Y salió a la carrera sin mediar palabra.

Onofre volvió al circuito de arriba y abajo hasta que, en el otoño de ese mismo año, consiguió plaza interina en la Mutua de Impagados de Albacete como tasador de instrumentos musicales requisados a los morosos. Pero su cuesta abajo era ya imparable y su coqueteo con sustancias de despacho sospechoso fue convirtiéndose en un hábito in crescendo. Entre 1985 y 1989 alternó clínicas específicas, trabajos interinos y composiciones esporádicas en proporciones difíciles de determinar. Pero, sin duda, la culpa de todo lo que le pasaba había que echársela a la sociedad.

Esta obra maestra pertenece a julio de 1986, momento en que había retomado con más fuerza sus abandonadas ganas de composición. Y, con la imprescindible ayuda de su grupo ‘Los Impecables de Cotillas’, grabó en su granero el tema ‘Cacho melocotón’, una canción que es necesario que el mundo conozca, aunque sea tarde.


5 comentarios:

Asincopado dijo...

Lo que no cuentas, Paco, es que hubo un malnacido que le plagió la canción. No sé muy bien como llegó hasta ella, pero el irlandés Thin Lizzy la versionó, en inglés, bajo el título Güisqui in de yar.

http://youtube.com/watch?v=TehFZ38kt6o

Metallica también se dio un paseo por esta canción, pero sin la sensibilidad de Onofre:

http://youtube.com/watch?v=Gh1J4rTgVgE

Onofre nunca vio reconocido esfuerzo creador.

LUISGUI dijo...

Menudo rayazo de canción Paco, habría que escribir con urgencia a Proyecto Hombre para que la pusieran como banda sonora en su próxima campaña publicitaria...¿Por qué no se la mandamoa al mago Andreu Buenafuente y vamos preparando el terreno paa el próximo Eurovisión?
Eh, y Marijose intachable, tiene una sombra por la barbilla que ni Curro Jiménez, y unos brazos de zaguero que ni el mismisimo Zezeaga...

Paco que remos ONOFRE, LA PELÍCULA YAAAAAAAAAA

Nico Sangrador dijo...

Bueno, bueno, bueno. Menudo elemento que tenemos. Por cierto Paco, tendrías que proponer otra controversia tipo proyectos, a ver bates otro record de comentarios en el blog.

Nacho Uría dijo...

¿Esto de Onofre qué es? Porque a los de la funeraria no les hace ni maldita gracia la fuga de Onofre a Madrid. Mira que irse al Bernabéu pudiendo estar de día en El Paraíso y de noche -en tarde- volando rumbo al cielo psicodélico. Onofre aurrerá.

Los de Cotillas

Anónimo dijo...

Hola. Somos Encarni y Manoli. Fuimos compañeras de Marijose en el instituto de Cotillas. Nadie sabe (nosotras sí) lo que le hizo de sufrir ese sinvergüenza. Vamos a denunciar su página web al teléfono del maltratador de la ministra, porque notamos que hay machismo en defenderle a él y no a Marijose, que no levanta cabeza, la mujer.
No a las drogas. Sí a la vida.