miércoles, 11 de junio de 2008

Magnum Manu

Como profesor de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Navarra se me debería censurar esta entrada. Pero, como fui educado en la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad de Navarra, sé a ciencia cierta que la libertad de expresión es sagrada desde que fuera ésta una de las piedras angulares sobre las que se levantaron en 1958 aquí, en mi Universidad, los primeros estudios académicos de toda España para formar a profesionales de la comunicación y las humanidades dispuestos a defender todas las libertades a las que tiene derecho hasta el último ser humano.

Y digo que debería ser censurado porque soy parte interesada, porque mi fcom aspiraba al Premio Príncipe de Asturias de la Comunicación y las Humanidades 2008, entre más de veinte candidaturas, y no ha salido. Y como soy periodista sé que, al verme implicado, mi criterio está contaminado.

Lo que ocurre, lo que no me puedo callar, es que ha ganado un robot. El premio se lo ha dado el jurado a Google, el gran Saturno (dios de la cosecha) que terminará devorando a sus hijos, que somos todos, y si no al tiempo. Frente a él, los finalistas del que se pretende prestigioso premio no éramos solo nosotros, qué va, sino auténticos monstruos de la comunicación y de las humanidades como son la agencia gráfica Magnum o el inabarcable por inmenso Manu Leguineche. Si cualquiera de los dos se hubiera llevado el premio, este comentario nunca habría sido publicado. Me hubiera limitado a llorar para adentro, ponerme en pie y aplaudir con el corazón a cualquiera de los dos por lo que tanto han hecho y hacen por la comunicación y el humanismo.

Pero no. Sesenta años de oro molido en información gráfica de Magnum (1947) o toda una vida de Manu (1941) haciendo un reporterismo de cátedra no son suficientes frente a los talentosos matemáticos que empezaron ofreciéndonos búsquedas de resultados sin que nadie nos diéramos cuenta de que los resultados los buscaban ellos. Aunque, en opinión del jurado, esto es lo que han hecho:
Al poner de forma instantánea y selectiva al alcance de centenares de millones de personas el enorme caudal de información de Internet, Google ha hecho posible, en apenas una década, una gigantesca revolución cultural y ha propiciado el acceso generalizado al conocimiento. De este modo, Google contribuye de manera decisiva al progreso de los pueblos, por encima de fronteras ideológicas, económicas, lingüísticas o raciales.
Que se lo digan a los chinos porque yo, con mentiras, no trago. Y menos de una empresa que ya confiesa sin pudor que los ordenadores son personales, pero menos.

Y por cierto: si alguno de ustedes no conoce a la agencia Magnum y quiere hacerlo, que no la busque a través de Google porque le saldrá un helado de chocolate.

7 comentarios:

Lucía Martínez Odriozola dijo...

Me mondo con lo del Magnum, Paco, de verdad que me ha hecho reír.
Nosotros en la APV propusimos a Manu (Leguineche) para ese premio y no ha salido. Probablemente el año que viene ya no creamos en la idea y no lo propongamos.
Pero, ¿qué quieres? Aunque hayan premiado a un robot de búsqueda, como tú dices, es un robot que ha hecho posibles muchas cosas. De esos 20 ó 25 candidaturas que presentamos, acaso la verdaderamente más revolucionaria sea ese Google que nos permite encontrar lo que buscamos, encontrarnos con otros e, incluso, con nosotros mismos, ¿no?

el antihéroe dijo...

Pero es un motor de búsqueda, es una herramienta. Es como si le dan el premio a un boli bic, anda que no ha hecho cosas por el mundo el boli bic. O a los cuadernos de papel. Manu Leguineche o la agencia Magnum han contribuido de forma específica a lo que se premiaba. Yo entiendo y comparto la opinión de Paco. Así se desprestigian los premios. Como el nobel de la paz a Kissinger.

Nico Sangrador dijo...

Mira, una cosa que hace eso de la pluralidad es lo que plasma bien Google en su logo: para gustos los colores.
Habrá descontentos o no, pero FCOM puede estar orgullosa de estar en esas candidaturas y, sobre todo, de ser la 1ª de España.

maj dijo...

Las adhesiones a FCOM han sido tantas, tan dispares, tan de todas partes, tan cariñosas... que el esfuerzo ha valido mucho-mucho la pena.
Una cosa más: i love el boli bic.

Anónimo dijo...

Tampoco hay que tomárselo tan en serio, Paco. Estos premios son lo que son, un quiero y no puedo, y como no puedo le doy el premio a algún celebrity personal o institucional y santas pascuas que me garantice la visibilidad pública internacional.

Que conste que no tengo nada congra google - curiosamente estamos utilizando una de sus herramientas - pero si uno repasa la lista de premiados es para cuando menos, sonreir, comenzando por Fernando Alonso. Ya verás como el próximo año se lo dan a Villa...

Claro que llamándose premios "Príncipe de Asturias" qué se puede esperar: pues eso, quiero y no puedo :-P

desaparecido dijo...

Gúguel se ha convertido en lo que nos enseñaron en los primeros años de carrera como Agenda Setting: maneja nuestras vidas, queramos o no.

Y si no... hagamos las búsquedas a pie y en las hemerotecas, aunque tardaríamos algo más de los 5 segundos que nos ofrece Gúguel.

Octópodo dijo...

Sobre cómo se votó a Google, por J. L. Gutiérrez (hoy sábado en 'El Mundo').