jueves, 30 de octubre de 2008

Lobotomía autoaplicada


Acabo de llegar a casa calado hasta los huesos de lluvia y rabia. Los valientes licenciados en lobotomía autoaplicada han demostrado con qué aprovechamiento siguieron el curso y los apuntes de su catedrático Millán Astray para hacer prácticas del módulo "¡Abajo la inteligencia! ¡Viva la muerte!". Un diez, un diez sin discusión.

En la Universidad de Navarra nos han puesto esta mañana una bomba en las narices, a todos, una bomba que buscaba muertos entre jóvenes estudiantes o veteranos doctores, que lo mismo da cuando se trata de que en Terrorismo Indiscriminado saquen un progresa adecuadamente. Es de suponer que estarán felices ahora, de pintxos por la Vieja Iruña, saboreando el éxito de su hazaña y comentándolo entre ellos, aunque probablemente no se habrán quedado a comprobar lo bien que han hecho su tarea. Pero para estoy yo, para contarlo, porque afortunadamente todos los que estábamos allí podemos contarlo.

Os puedo contar, valientes gudaris, que en mi vida había visto tan bien reflejado el terror en los ojos llorosos y manos temblorosas de una nube de veinteañeros. Os habéis perdido los gritos, los abrazos compulsivos, los inútiles intentos por secar las lágrimas que se mezclaban con la lluvia pero no se perdían. Tampoco habréis podido disfrutar del caos en las entradas de los edificios universitarios, donde los que estaban dentro querían salir y los de fuera entrar. Vuestro éxito paralizando la vida universitaria en escasos minutos es de notable alto. Cuando matéis los cerebros de la sociedad, para ponerlos a vuestra altura, el sobresaliente está garantizado.

Y hasta aquí llegan mis ganas y mis ironías. Si hubierais escuchado los epítetos que de forma espontánea os han dedicado los cientos de jóvenes por cuyo futuro lucháis aunque ellos no sean conscientes de vuestro sacrificio, a lo mejor entenderíais algo. Pero qué digo.
Ander repasa una lección de vidaRamón defiende nuestra honraJosé Luis nos mantiene informadosA Luisgui le chafan la tartaSinto sabe, y tanto, de qué hablamosEresfea también estaba allíEs mi tocayo hasta para estoDesaparecido no está tan loco como quiere aparentarNacho nos envía un abrazo que repartoAlfonso tuvo el corazón en un puñoNacho está convencido de que no podrán con nosotrosA mi "I" favorita se le cortó el caféSinco pone la banda sonora más oportuna

19 comentarios:

LUISGUI dijo...

NUNCA PODRÁN CON NOSOTROS PACOTTO

desaparecido dijo...

Maese Francisco:

nuestras armas son más poderosas, que no lo olviden.

Un fuerte abrazo desde Madriz,
toni

Nahum dijo...

Don Francisco: y se perderán la normalidad (y el orgullo, ahora más que nunca) con la que iremos a trabajar mañana. O esta misma tarde, si podemos.

En estos casos, estar en este bando es tan, tan reconfortante, que ni las lágrimas ni el fuego lograrán acallar la libertad.

Ander Izagirre dijo...

Un abrazo grande, Paco.

Anónimo dijo...

QUE TAL?
UN ABRAZO A TODOS DESDE FRANCIA!
Bernard EYCHENNE

Nico Sangrador dijo...

Desde Madrid condenamos y apoyamos a la UNIVERSIDAD

Anónimo dijo...

Los alumnos que formamos parte de la Universidad de Navarra desde hoy tenemos más ganas de gritar a los terroristas que no nos callarán, Somos jóvenes, estudiantes, que depués de haber vivido una mañana de miedo, de angustia, hemos salido unidos. Somos fuertes y tenemos ganas gritar que; ¡queremos, y vamos a vivir en libertad! sus bombas no reventaran nuestras ideas, sus explosiones no nos callarán.
(Laura B)

Bardo Negro dijo...

Ni vencerán, ni convencerán.

ObesoTV dijo...

Aguante la UNAV!!!!
La idiotez genera ruido pero no trasciende...
Un gran abrazo desde Chile profesor y los mejores sentimientos para todos allá.

sintomático dijo...

He estado parte del día siguiendo las noticias con José Alberto. Nos acordamos mucho de vosotros desde Elche. Un fuerte abrazo, ¡no estáis solos!

maj dijo...

Y yo sigo sin poder entrar al despacho. Allá se ha quedado todo. Abrazos agradecidos para muchos, muchísimos.

agost03rrela dijo...

Hace seis años sentí en Pedro I la onda desde la trasera de Faustino. Removido, preocupado, indignado llegué lo más cerca posible del Campus como quien corre a su casa. Hoy tendría que coger un vuelo de 10 horas, pero las ganas de bajar, y pasarme el día en mi mesa son las de entonces, amplificadas por la lejanía y el tiempo.
¿Hay algún lugar de España en el que ETA haya puesto 6 bombas? ¿O es tan obvio que la UN es el antónimo perfecto del anagrama pitivasco? Euskalduinak ez zarete, asasinoak zarete! Aski da!
Un abrazo remoto de un desconocido.

Anónimo dijo...

Hoy he visto periodistas.

He visto a Tamara, calada hasta los huesos, contar por el móvil a Euskadi Irratia lo que segundos antes (¡segundos antes!) había sucedido.

He visto a Tris moverse inquieta, sobreponiéndose a su nerviosismo y buscar gente que le contara a los oyentes de la SER lo que habían sentido.

He visto a Asier escribir una crónica en un papel mojado, preocupado por cómo decir en euskara "edificio central". Todo debía quedar claro en EITB.

He visto a Verónica, micrófono de Localia en mano, entrevistar a todo el que pudiera proporcionarle información de primera mano.

He leído a Leire en elmundo.es, una de las pocas crónicas de portada redactada por una testigo.

Quizá esta sea la forma de vencer al monstruo: "futuros" profesionales dispuestos, sin duda, a contar la verdad.

Miren, Erika y Mikel

Javier Domínguez dijo...

Estoy de acuerdo con el anterior comentario, Paco. Habéis enseñado Periodismo del bueno, y en Radio Euskadi también. Tú, López-Escobar, Pilar Martínez-Costa, Enrique Guerrero... Excepcionales personas, excepcionales periodistas. Un abrazo.

senovilla dijo...

No podrán vencer a nuestra sociedad y menos a nuestros jovenes.

Saludos Cordiales.

Sincopado dijo...

Qué decir que no se haya dicho ya aquí. Pues eso. Mañana a hacer lo único que sabemos hacer, los profesores enseñar y los alumnos aprender (yo estoy en este grupo).

Rocío Arana dijo...

Ayer pensé en ti, en todos vosotros. No podrán.

Dewey Wilkerson dijo...

Fuerza para todos. Y libertad. Y recordemos los valores del Alma Máter.

[modo bromista on]El gafe debo ser yo, santanderino, con unas once o doce bombas en nuestro haber, ex fcom, y cuando me vengo a Milán me encuentro con Berlusconi [modo bromista off]

Paco Sancho dijo...

He esperado al final para deciros, a todos y cada uno, gracias de corazón por vuestros mensajes.