sábado, 12 de mayo de 2007

La balacera

Hace hoy una semana que seis presuntos delincuentes paraguayos murieron acribillados. Fue en un enfrentamiento con fuerzas policiales en Minga Guazú, Alto Paraná. La versión oficial habla de un operativo montado desde hace más de un mes en busca de los secuestradores de un empresario japonés y su secretaria, amén de un policía y su novia (que estaban en el lugar equivocado en el momento equivocado), todos ellos liberados tras el correspondiente paso por taquilla.

La operación policial, desde el primer momento, estuvo salpicada de interrogantes, y ya no solo por la versión oficial (una acción legal y limpia contra el crimen), sino por los tozudos hechos. De entrada, el jefe del operativo era... el fiscal que instruía el caso. Se ve que a Rogelio Ortúzar se le quedaba pequeño el despacho y comandó las fuerzas policiales, pertrechado de uniforme de camuflaje, chaleco antibalas, metralleta y pistola. Se vanaglorió por ser de los primeros en cercar la casa de los forajidos, esquivar a lo matrix algún disparo y ametrallar con su adrenalina de plomo a los malhechores.

En una sociedad necesitada de seguridad, el visceral sentimiento es el del aplauso general ya que, no importa cómo, lo importante es acabar con los malos. Pero...

...Pero afortunadamente en este país quedan imprescindibles guardianes de la libertad y de la justicia, como es el caso de mis admirados periodistas de Última Hora, quienes trajeron desde el primer momento pruebas de la escabechina perpetrada en nombre de la seguridad ciudadana, con algunos datos que pueden ayudar a mi lector a pensar que lo ocurrido nada tiene que ver con un Estado de Derecho. Como hoy lo escribe nuestro excelente columnista Alfredo Boccia Paz, me ahorro las palabras. Dice:
Según la versión oficial, luego de dos enfrentamientos en los que hubo una balacera infernal, la Policía abatió a seis integrantes de una banda de secuestradores. El éxito del operativo fue celebrado por todas las cabezas de las fuerzas de seguridad. Y la población sintió alivio al saber que había seis bandidos menos. Todo estaría bien si no fuera por algunos detalles molestos. Que la prensa se vio obligada a exponer, pese al riesgo de quedar como defensora de la delincuencia. Fue así como nos enteramos de que el relato del fiscal no coincidía con el de la Policía. Que uno de los muertos había predicho su muerte por radio días antes. Que, pese a los seis fallecidos, los billetes del rescate no aparecieron. Que todos murieron y nadie quedó simplemente herido. Que entre los secuestradores abatidos había un chico de 16 años. Y una mujer sin antecedentes, que había llegado de la Argentina el día anterior. Y que, pese a ser zurda, sostenía un revólver con la mano derecha. Que todos los cuerpos cayeron alrededor de la casa. Que ninguno de ellos, por lo visto, intentó defenderse desde adentro. Que algunos de los muertos parecían tener claros rastros de tortura. Que, pese a la balacera, quedaron muy pocas marcas en las paredes de la casa. Que en Alto Paraná se habla de la protección brindada por los jefes policiales a los secuestradores.

Por nuestra denuncia periodística, el Poder Judicial parece que va a actuar... aunque acá son pocos los que creen en su eficacia. El fiscal Ortúzar, parece ser, tendrá una reprimenda pero nadie se atreverá a quitarle su reality Play Station Kill Bads, nadie profundizará en qué ha ocurrido, los políticos mirarán para otro lado (o sea, al suyo) y a la sociedad paraguaya le dejarán, una vez más, indefensa. Sin argumentos que le convenzan de la necesaria separación de responsabilidades, de que el crimen sólo tiene una definición.

Y lo que es peor: cuando una sociedad se consuela diciendo que "menos mal que tenemos a la prensa" es que todo lo demás, absolutamente todo lo demás, falla. Porque cuando una sociedad cree que la prensa le salvará es que está, indefectiblemente, perdida.

2 comentarios:

Isabel dijo...

Tremenda historia...


... y ahora una pregunta "técnica" sobre el blog. Acabo de crearme uno (fotográfico simplemente) pero no sé de qué forma pueden aparecer los comentarios en la columna de la derecha. Solicito ayuda.

Gracias.
Isabel

Paco Sancho dijo...

Hola Isabel. Acabo de asomarme a tu blog y está francamente bien.
En cuanto a tu pregunta, si lo que quieres es que salga la lista de "últimos comentarios", algunas plantillas lo admiten y otras no. Bucea por las Opciones y por Plantilla desde tu Panel de Control, a ver si encuentras algo...
Saludos.