lunes, 15 de junio de 2009

Talento por arrobas

No debía entrar al trapo de escribir sobre los Proyectos Periodísticos 2009 de mi fcom porque, como bien intuye Nahum, temo que alguien que yo me sé le vuelva a quitar la anilla a la granada como hizo el año pasado y por Dios la que se armó. Pero el caso es que, como entré en esta dinámica de echar merecidas flores a los futuros profesionales en 2007, ahora me encuentro en la gustosa necesidad de seguir, y que sea lo que el Citado quiera.
No, no son tiempos difíciles para el periodismo. Como mucho, complejos y confusos, pero de difíciles nada. Con los nuevos medios y las nuevas tecnologías lo que se está demostrando es que el periodismo bueno (siguiendo a Randall) es más necesario que nunca. Y el buen periodismo solo puede ser hecho por buenos periodistas, formados y entrenados como tales. La patraña del periodismo ciudadano ya me cansa y solo hay que asomarse a la red para ver quiénes son los líderes de la información por veredicto popular.

Sí, son los grandes de siempre, solo que ahora el envoltorio no es de papel sino digital. ¿Y? Pues ahí empieza el problema. Que yo sepa, el periodismo digital es la primera gran y exitosa idea de comercialización que unos gestores no saben vender. Conforme van pasando los años, los contenidos digitales de los grandes y pequeños medios crecen en riqueza, imaginación, apuesta y servicio... mientras los gerentes de esos mismos grandes y pequeños medios siguen sin saber cómo rentabilizar tanta riqueza. Me pregunto qué enseñarán en los MBA...


...Porque talento, del intangible, hay a raudales. Ésta es la alineación titular de Zinc, una revista creada y desarrollada por este grupo de cuasilicenciados en Periodismo, y que ha sido uno de los dos grupos a los que he tenido la suerte de acompañar en su proyecto fin de carrera. Zinc es una revista muy bien escrita, pero eso no es todo: es una gran idea sobre el necesario periodismo de profundidad, ése que tanto se echa en falta porque se niega a que los árboles le impidan ver el bosque. Periodismo no es solo contar cosas, sino saber contarlas, a quién, por qué y muchas más cosas que hay que aprender y absorber con años de dedicación.

Las revistas se han ido al garete del mercado español por muchas razones, pero como lector veterano apunto dos: por contar lo que ya todo el mundo sabe y por engañar. Sí, por engañar: por engañar con portadas del tipo "Toda la verdad sobre..." para descubrir, una vez compradas, que aquello es un refrito de siete días. Detrás, redacciones anoréxicas alimentadas de becarios y nula inversión en talento, en creatividad. Hacer una revista como Zinc cuesta mucho dinero, pero es lo que tiene la calidad, que hay que invertir en ella. Pero el alacrán del contable sigue matando al cocodrilo del talento que le cruza el río porque, ya saben, es su naturaleza.

Hasta la fecha, lo que los gerentes han sido capaces de hacer es taladrar el futuro de su negocio: despedir periodistas empobreciendo su oferta y esperando que alguien que no sean ellos descubran cómo sacarle rentabilidad al periodismo digital.


Pero es que el problema no se encierra sólo entre cuatro papeles. Esta peña de aquí arriba, que se hicieron semejante foto de museo para la presentación de su proyecto, han parido al Jacinton Post, que es de genial carcajada y talento por arrobas. Hasta donde llegamos, es la primera web satírica que mira la actualidad con ojos frescos y sabe reírse y hacer reír con tanto desparpajo como criterio profesional. Un pozo sin fondo donde han sabido agitar la información hasta descorcharla y hacer un uso, casi inmejorable, de las posibilidades que las nuevas tecnologías ponen al alcance de mentes creadoras. Aunque por el momento no esté actualizada (al fin y al cabo es un proyecto fin de carrera ya presentado y juzgado), animo a cuantos se asomen por este rincón a darse un garbeo por su dominio, con el convencimiento de que saldrán pasmados por la cantidad, calidad y variedad de sus contenidos.

Ahora estamos en fase de darle al Jacinton Post un salto a la realidad. ¿Podremos? Si yo tuviera unas perras me ponía ya a ello. Y si fuera gerente, buscaría ya cómo rentabilizarlo. Pero estoy sin blanca y mi capacidad gerencial debe ser del nivel de Mecasuen, nuestra mascota.

Vamos, que cada día estoy más convencido de que sobra talento periodístico. Pero lo que sigue faltando es saber rentabilizarlo. Qué buen vasallo si tuviera buen señor...

18 comentarios:

Alfonso Vara Miguel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Inés Royo dijo...

He leído la mitad de tres proyectos y Jacinto casi entero, me gustan aunqeu tampoco puedo opinar mucho, vamos mejorando la raza. No pude estar en las presentaciones así que de ellas no puedo hablar.
Pero... Alfonso, cuéntanoslo!

Mikel Otaegi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Paco Sancho dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Paco Sancho dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
D. Miranda Falces dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mikel Arilla dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Alfonso Vara Miguel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Nahum dijo...

Lo siento, no he podido evitar la carcajada en cuanto he visto que el primer comentario era tuyo, Alfonso.

Pero, como Inés, estoy muy fuera de contexto y no tengo ni idea de qué van todos estos dilemas que plantéais. ¿Alguien nos ilumina con un poco de Periodismo, please?

Alfonso Vara Miguel dijo...

Y pensándolo mejor, voy a borrar mi comentario inicial porque, creo que ha habido un tremendo error en todo esto y se está saliendo de madre.

Paperboy dijo...

Ahora, con el plan de Bolonia, qué mejor ocasión para introducir una nueva asignatura: Cíbertanganas I. En esta nuestra facultad arrasaría.

Mikel Arilla dijo...

Yo también borro mi comentario para que no trascienda esto demasiado.

Por mí, Paperboy, que esa asignatura no valga más de un crédito, porque, aunque parezca lo contrario a veces, somos más especialistas en otras cosas. Nos gusta hacer periodismo, sobre todo.

Mikel Otaegi dijo...

Hagamos de esto un cementerio de comentarios borrados.

Paco Sancho dijo...

De acuerdo.

D. Miranda Falces dijo...

así sea

Mikel Otaegi dijo...

Me da pena dejar esto así. Como coautor de este páramo de comentarios, lanzo una nueva piedra, a ver si florece un debate interesante.

"Cada día estoy más convencido de que sobra talento periodístico. Pero lo que sigue faltando es saber rentabilizarlo".

Entonces, ¿es culpa de los gestores que los periodistas se hayan visto superados por sus fuentes estos días en Irán?

En España, parece que los medios ni se han enterado de qué va la fiesta, y eso que sobre el terreno hay gente tan válida como Ángeles Espinosa y Mikel Ayestaran.

Ahora mismo, la última hora de Irán la recibo de un tal @StopAhmadi y una tal @Katrinskaya. Me dirigen a fotografías (algunas que ni siquiera están en los medios convencionales), a vídeos y me dan cuenta de qué ocurre en las calles.

Entiendo la dificultad/imposibilidad de los periodistas para trabajar sobre el terreno. Es más, dudo que pudieran hacer más de lo que hacen (contextualizar, contextualizar y contextualizar).

Pero hay alguien, en alguna redacción, que tiene que estar al tanto de todo lo que está ocurriendo en internet. ¿Por qué no me lo cuentan? ¿Estamos los periodistas al tanto de cómo evolucionan las comunicaciones?

¿Estamos preparados? ¿Nos están preparando? ¿Nos preocupa el prepararnos?

El antihéroe dijo...

Mikel, aunque parezca mentira, la respuesta la tienes delante de un espejo. A la gente le gusta pensar que está todo inventado...

¡Tenemos mucho por hacer!

Inés Royo dijo...

Pues nada Alberto, que nos quedamos sin saber qu'e ha pasado...