jueves, 24 de enero de 2008

El Imparcial huele

A mí me sabe tan bien que nazcan medios de comunicación que, a veces, me quedo hasta medio lelo y tardo en reaccionar ante la criatura neonata. Me acaba de pasar con El Imparcial, el nuevo diario digital que desde este lunes está en los ciberquioscos. Pero ahora, pasados unos días, miro a la criatura y de lo primero que me acuerdo es de Gila (minuto 2:50 de este vídeo) cuando contaba que, nada más nacer su tía Rosario, el ginecólogo le dijo al padre: “Ha tenido usted una soltera”. Me acuerdo porque si yo pudiera emular al genio del humor diría que ahora el médico diría: “Ha tenido usted un anciano”. El Imparcial es caspa condensada que nace de la relación morbosa de Luis María Ánson [en algún sitio tengo que poner la tilde] con otros huéspedes del Asilo AyAquellosTiempos y que, más que engendrar, han resucitado una cabecera histórica del periodismo español. Una exhumación irreverente y que es la segunda que recibe (la primera fue en papel). Un producto de fondo de armario que huele a naftalina y que asegura ¡que va a competir con las ediciones digitales de El Mundo y de El País! Dios mío, lo que pueden llegar a hacer los destilados ingeridos sin mesura.

En aras de la libertad de expresión y de la libertad de empresa, más de uno me dirá: ¿Y a ti qué carajo te importa? Pues no lo leas y en paz.

Bueno, pues sí, me importa. Me importa y mucho porque hacer bazofias como ésta salpican al buen y honesto periodismo. Atrincherado tras engolamientos decimonónicos y un currículo que por dignidad debió cerrar hace algunos años, el académico Ánson es capaz de tirarse a la red sin creer en ella porque no ha parido un periódico digital sino un periódico sin rotativa, que no es lo mismo; ha fardado de que tiene un presupuesto de dos kilos de euros y aún ando buscándolos porque así, a ojo de buen cubero, este proyecto digital no pasa de un binladen; ha pregonado que cuenta con una plantilla de unos cuarenta profesionales y no hay más que ver la foto de familia para saber que como mucho da para un futbito; ha dicho que nace para traer aires de libertad a internet y es más rancio que el vino de mi tío Eloy. Prueben, prueben a descargarse la edición en PDF pero, por caridad, traten de contener la risa.

Para no cansar: pues claro que me importa, y me cabrea mucho, porque El Imparcial no es un periódico sino un impostor, un embaucador que se pone la piel profesional para disparar tonterías caducas bajo apariencia de medio libre y moderno. Mentira. Es mentira porque Ánson miente, en cesarismo abominable, hasta cuando escribe de sí mismo lo que sigue: “Un caso excepcional de vocación periodística”. ¿Excepcional? Me indigna que se defina como “que se aparta de la regla o condición general de las demás de su especie”, como dice el diccionario de la Real Academia a la que pertenece y que, por lo tanto, le convierte en posesor de la verdad, en adalid del periodismo frente a miles de pringaos, entre los que me encuentro.

Es este tipo de personajes y de proyectos los que hacen que periodistas enamorados de nuestra misión y profesión gastemos el tiempo convenciendo al personal de que, el periodismo, es una alta meta a la que nos dirigimos quienes estamos tan seguros de servir a la sociedad como de que nunca nos haremos ricos por ello. Así que ya está bien: fariseos al paredón (aunque por supuesto virtual).

8 comentarios:

Rocío Arana dijo...

No sy periodista pero le he echado un ojo y me parece mal redactado. Y no me creo que estemos "a un paso de crear seres vivos artificiales"... Periodismo-ficción.

Mikel dijo...

Lo de que los científicos están "a un paso de crear seres vivos artificialmente" no es una noticia que suelta caprichosamente El Imparcial, también lo dan elpais.com y elmundo.es, y en ambos medios citan a la revista Science. Que sea verdad o no... no alcanzo a entender lo de los genomas sintetizados, jeje.

Pero sí, El Imparcial, por ahora, es flojillo. Qué imagenes tan mal editadas, pixeladas, sin gusto, ¡qué tamaños!...

Mikel dijo...

Lo de que los científicos están "a un paso de crear seres vivos artificialmente" no es una noticia que suelta caprichosamente El Imparcial, también lo dan elpais.com y elmundo.es, y en ambos medios citan a la revista Science. Que sea verdad o no... no alcanzo a entender lo de los genomas sintetizados, jeje.

Pero sí, El Imparcial, por ahora, es flojillo. Qué imagenes tan mal editadas, pixeladas, sin gusto, ¡qué tamaños!...

Mikel dijo...

Lo de que los científicos están "a un paso de crear seres vivos artificialmente" no es una noticia que suelta caprichosamente El Imparcial, también lo dan elpais.com y elmundo.es, y en ambos medios citan a la revista Science. Que sea verdad o no... no alcanzo a entender lo de los genomas sintetizados, jeje.

Pero sí, El Imparcial, por ahora, es flojillo. Qué imagenes tan mal editadas, pixeladas, sin gusto, ¡qué tamaños!...

Mikel, de nuevo dijo...

Vaya, me he pasado, xDD. Culpa de Internet.

Caravinagre dijo...

"A ver, por partes..."
He visitado recientemente la hemeroteca municipal de Madrid y ver periódicos del siglo pasado me aprece entrañable, y sus noticias y su forma inocente o sagaz de escribir me parece admirable. Ahora, ver un en Internet un periódico del siglo pasado (dirigido por un señor del ídem) funcionando y vendiéndolo como la panacea del futurible periodismo online da grima. Como las fotos antiguas coloreadas. Grima.

Y la segunda sensación que me provoca es pena. El Imparcial da pena. Y vergüenza ajena. Recuerdo que la primera web que tuvimos en nuestra cuadrilla (hace un porrón de añitos) diseñada con Frontpage -eramos una cibercuadrilla- la hicimos como un falso periódico online, y era de cachondeo. Bueno, pues me atrevo a decir que El Imparcial nos ha plagiado aquel diseño. Os lo aseguro. Que den fe mis amigos. Aquel periodicucho de cachondeo que montamos imitaba a un periódico de papel, pero online. Esas columnitas de El Imparcial... La tabla... buf, buf. Lo mejor es lo caduco que es todo esto, es una web totalmente estática. Me parece surrealista que nos vendan novedad y un equipazo cuando hay webs de timbas de jugadores de mus más eficaces, interesantes, y modernas.

Sin duda, Anson es un fuera de serie. Está descatalogado.
Por cierto, el otro día visité al periódico online más antiguo de Internet, el primero, y la verdad, le da muchas vueltas al de Anson. Han sabido evolucionar y dejar pasar los años muy bien, el mítico Palo Alto weekly: http://www.paloaltoonline.com/

El de Anson es un relicario.

Nahum dijo...

Yo en cuestiones de gastronomía y de baños turcos, me fío siempre de usted, Don Francisco. ASín que supongo que tendrá razón con lo de El Imparcial...

Caravinagre dijo...

Añado un apunte más y muy curioso:
http://esmadriz.blogspot.com/2007/03/el-imparcial-el-peridico-soado-y.html