jueves, 19 de julio de 2007

Personajes

A Luzmeli la bautizó así su mamá para contentar a sus tres tías: Lucía, Mercedes y Lidia. El caso del adolescente Usnavy (pronúnciese usnavi, no iusneivi) es menos romántico: sus papás le pusieron así porque tenían el apartamento con vistas al puerto de La Guaira en tiempos prechavistas y a los dos les encantaban esas fragatas del Tío Sam, tan armadas, que entraban y salían con sus rótulos lacados en el casco. Wiston, amazónico, fue nominado de tal guisa porque su papá era fumador y algo analfabeto. Y a la encantadora Yedoska se le ocurrió venir al mundo a finales de 1999, cuando su mamá, usuaria de Windows, estaba obsesionada con el ‘efecto 2000’ (The Year 2000 problem -also known as the Y2K problem, the millennium bug, the Y2K Bug or just Y2K-). El caso de mi amigo Esso, excelente fotógrafo, tiene por lo menos su épica: su papá era bateador y estaba embarazado de él cuando pegó el jonrón de su vida y la pelota salió del estadio como un obús hasta estamparse y hacer añicos el luminoso de un cercano surtidor de la multinacional gasolinera; eso había que inmortalizarlo.

Pero no hace falta irse hasta mi adorada Venezuela para encontrar semejantes denominaciones de origen. En Castelserás, provincia del Bajo Aragón, vino al mundo a finales de los 40 el que fue bautizado como James (pronúnciese james, no yeims), quien devendría en fornido agricultor, porque su madre estaba enamorada (platónicamente) del protagonista de 'Qué bello es vivir', que era lo que echaban casi todos los sábados en la casa parroquial.

Todos estos seres son reales. Pero el santoral (de altares y de Yésicas, la Yesi), el propio mundo (donde todos estamos nominados), la real vida (sin pleiestéisiones) y hasta la postergada imaginación dan para mucho más y vamos a jugar con todo ello, si podemos, antes del gameover.

Queda inaugurada, pues, la etiqueta de personajes.

3 comentarios:

Xan dijo...

Hablando de nombres raros.
Parece ser que en Huerta del Rey, Burgos, la mayoría de la gente tiene nombre raros porque en su día el encargado del registro decidió que así fuese porque ya empezaban a repetirse los normales.
El resultado: Gorgonófora Canfonila.
O al menos eso es lo que contaba uno de esos reportajes de los informativosde A3TV que tanto tiempo usurpan a la información "real".
Un saudiño.

Nahum dijo...

Yo siempre he sentido debilidad por los Vladimiros, los Luis Revolución y los Washington Josés.

No sé, Don Francisco, pero a usted le habría venido como un guante (de béisbol) uno de esos nombres. Imagínese: KevinCostnerJesús Sancho.

Armando dijo...

caros amigos,

les invito a las paginas de resultados de los Juegos Panamericanos de Rio de Janeiro, las Olimpiadas de las Americas.

ahí van a encontrar nombres rarisimos, en particular entre mis compatriotas brasileños y nuestros hermanos cubanos.

por ejemplo, asomense a la dirección abajo para conocer al boxeador James Dean Pereira, mi compatriota que ha ganado una medallita de bronce...

http://pan.uol.com.br/pan/2007/medalhas/boxe.jhtm

pero no se olviden de Yuciel o Yordenis, cubanos de plata y oro.

saludos, Armando