sábado, 14 de febrero de 2009

Nuestro pequeño mundo

[Clic en la foto para descargar tamaño grande]
Desde la izquierda: servidor, Rodrigo. Leire latina, Bea, Leyre griega, Nerea y Sam.

Ya sé que tenemos pinta de portada sesentera de Nuestro Pequeño Mundo pero me gusta. Éste es el equipo (bueno, faltan Álvaro y María José) que durante jueves y viernes nos hemos dado la panzada de cubrir el XXIII Congreso Internacional de Comunicación para la web de fcom (de momento el contenido está aquí, pero el enlace permenente es éste).

El asunto era: ya que los que entienden están debatiendo sobre el futuro del periodismo, su excelencia e innovación, demostremos nosotros, profes y alumnos, que creemos saber por dónde van los tiros. Resultado: retransmisión en tiempo real de las ponencias y los debates a través de Twitter y actualización constante de la web con cada una de las intervenciones: texto, fotos, vídeo y audio, hala.

¿Y que cómo se hace todo eso? Pues, aunque parezca mentira y haya todavía demasiado despistado, con poca técnica y mucha pasión por el periodismo. En este equipo de (claro que sí) excelentes profesionales y futuros colegas ha sobrado entrega, a pesar de que muchos de ellos desconocían las herramientas tecnológicas, porque todavía no les ha tocado. Lo que tenían claro es que hoy, ahora, la web permite hacer un nuevo tipo de periodismo, y no ya solo por la inmediatez, sino por la posibilidad de integrar en un mismo mensaje distintas plataformas de distribución del contenido. Y sí, ya sé que alguno me tachará de perogrullo, pero es que a la vista (y al oído) de algunas intervenciones en este Congreso me ha dado la sensación de que más de un académico y profesional de la cosa comunicativa sigue sin terminar de entender lo que está sucediendo.

En fin, que he tenido descuidado el blog porque estábamos en pleno chute de adrenalina periodística. Profesores y alumnos, unidos por la pasión de comunicar. ¿Por qué medios? Eso es lo de menos. Lo importante es tener algo que decir y saber decirlo. Mi enhorabuena a los recién terminaditos Álvaro y Sam y a los que están (más o menos) a punto: Bea, Leire, Leyre, María José, Nerea y Rodrigo. Y al equipazo de 98.3 Radio, que también se han salido.

5 comentarios:

Nico Sangrador dijo...

Sólo dos palabras maese Sancho: envidia y nostalgia.

Es lo que se siente al ver que lo que hacías antes se sigue haciendo ahora, pero mejor, mucho mejor que antaño.

Enhorabuena por la gran cobertura

Samuel N. dijo...

En la foto, algunos parecemos cariátides sosteniendo el templo del periodismo universitario. :)

Paco Sancho dijo...

Entonces, yo soy el Romualdo, el que va con la faria en la comisura a cobrar a la señora el arreglo hecho. Sin iva, por supuesto.

Rodrigo R. dijo...

Gracias Paco por la oportunidad. Para mi es un lujo trabajar con ustedes!

Leyre H. dijo...

Apoyo completamente lo que dice Rodrigo. Estos dos días han sido para mi un curso intensivo de periodismo del de verdad. Muchas gracias por todo Paco (y a los demás también).