domingo, 21 de octubre de 2007

Querer leer

Miguel Gila, monologando sobre el nacimiento de su cuñada, decía que le dijo la comadrona a su suegra, a la sazón madre de la criatura: “Ha tenido usted una soltera”. Y yo no quiero ser tan visionario sobre el neonato y esperado El País, que se supone recién nacido a los 31 años porque ellos mismos, los padres de la criatura, nos lo han dicho. Quiero ser un compadrón responsable y por tanto tardaré días en convencerse o no sobre si la criatura viene para vestir santos, qué ironía, o saldrá adelante.

No, fuera de bromas, de entrada me gusta mucho que no hayan hecho, con perdón, mariconadas en su rediseño. ¿Por qué los periódicos están empeñados en que, si su sabor no gusta, lo oportuno es cambiar el mantel del comedor? Los periódicos llevan años respondiendo al tsunami social que se les viene encima blanqueando la fachada. Por Dios. A ver: que lo que la gente quiere es pe-rio-dis-mo.

El País, hoy domingo, se ha agotado por lo habitual, o sea, por regalar un reloj. Pero no sabremos nunca si se acabó por llevar periodismo hasta las trancas. A mí, ya lo adelanto, me ha gustado, sobre todo porque quiero creer que ellos están despertando del sueño que les ha amuermado durante tanto tiempo, después de demostrar que sabían hacer periodismo y, a continuación, dormirse en los laureles. Pero me niego a juzgar ese gusto por cuestiones tan banales y primitivas como que si la letra es más legible (¡faltaría, un restaurante con platos de matacrilato!), color en todas las páginas (¡levantad las persianaaaaaas!), fotos que cruzan dos páginas (¡qué salooooooones!) y demás asuntos que a los únicos que debe importarles es a los decoradores.

Y oiga: ¿la despensa sigue siendo la mejor? ¿y los cocineros? Quiero materia prima y tengo más hambre que el perro del afilador, que se comía las chispas por comer algo caliente.

Por eso me pregunto:
• ¿Irán más allá en la convergencia que los guiños de destacar elpais.com y el enalce marquetinero a la web? ¿De verdad van a ser complementarios o siguen en el estadio de tolerancia de unos con otros? ¿Leo un país o dos países?
• ¿Llevarán "la apuesta gráfica" más allá de ofrecernos una foto de Bush que ocupa el 50% de la página 2 y que es de un archivazo de agosto de 2002? ¿Vamos a hacer fotos o sacar el álbum de los recuerdos? (Es que el matrimonio Sarkozy se morrea de archivo y a media plana ocho páginas después).
• ¿El color es fundamental para comunicar? Pues analicen la página 31, a voleo, para juzgar lo fundamental que es dar un sonrosado careto de Víctor Morlán junto a una macropublicidad de Kia en blanco y negro.
• Y yo, personalmente, no necesito titulares grandes para entender lo que me están diciendo. Incluso si me hablan más bajo les entiendo mejor. Porque yo quiero leer porque quiero comprender.

Por cierto, y en lo personal (jo, como si hasta ahora no lo hubiera sido): el reportaje de la Cuatro, o sea de la Casa, me ha sonado a piedras sobre el tejado: la crónica de un grupo de periejecutivos alocados pidiendo "que alguien haga algo".

Dicho lo cual, sigo pensando que elpais.com está haciendo el mejor periodismo posible para mi gusto y que pagaría (de hecho ya pago) por que El País de papel y de mis amores siga su camino. Por algo ha sido y es, con La Vanguardia, el periódico mejor escrito que conozco.

P.S. La tilde es el bisoñé más cutre que mis ojos han visto. Tenía que decirlo.

2 comentarios:

Nahum dijo...

¡Coñe, le han puesto una tilde? Este país (pais) ya nunca volverá a ser el mismo.

Lo siento, don Francisco, creo que la clave está en la menú de fondo, no en la presentación. Lo malo de El País (yo también me aficioné al gran periodismo gracias a ellos) es que lleva años haciendo nouvelle cuisine. Mucha pompa y mucha pirotecnia para, luego, ser acrítico y plumeril.

Si la renovación pasa por incluir a Carlos Boyero como firma invitada y echar a una de las pocas plumas críticas que les quedaban (Hermann Terstch) pues, oye, apaga y vámonos.

Que aunque la mona se vista de seda...

Y en los últimos años han dejado caer (por fuego amigo o muerte natural) a algunos de los mejores: Arcadi, Hermann, el crítico Echevarría, Haro, Vidal torero, etc.

De veras, un periódico de referencia no puede dejar que Suso de Toro haga tribunas.

Xan dijo...

La tilde (como diría un amigo) es muy 'coyote' y creo que todos entendéis lo quiere decir.
Un saudiño.