domingo, 17 de enero de 2010

Él sí pesa, es mi hermano

Querido: te dije que estarías en mi corazón mientras a mí no me falle. Y ahí es donde sigues, día a día, todos los días, tres años ya. El camino es largo y tú no es que peses, es que aplastas. Así que hoy no te voy a dejar ninguna canción de nuestros queridos Beatles, que sería lo fácil, sino de los Hollies, ya sabes, aunque solo sea por llevarles la contraria: no sabes lo que pesas, hermano. Cuídanos, por favor.

1 comentario:

Ana dijo...

me he emocionado y tengo lágrimas y recuerdos mil
y le añoro y le quiero,
Gracias