viernes, 13 de marzo de 2009

Tim, ese padre desconocido

¿Se imaginan cómo sería su vida sin internet? Piensen, por ejemplo, qué harían hoy mismo si no tuviesen correo electrónico, ni mucho menos acceso a su red social para cotillear qué están haciendo esos amigos que en realidad no conocen, ni pudiesen leer el periódico en pantalla, ni descargarse esa película o canción que tanto les gusta, ni poder consultar la wikipedia para saber quién fue Alejandro V de Borgoña y así hacerles los deberes a sus hijos, ni colgar las fotos de su última excursión a la nieve para envidia de propios y extraños, ni poder consultar en su teléfono móvil 3G cuánto han perdido hoy en la Bolsa.

Les propongo esta reflexión no porque sí ni al buen tuntún, sino porque hoy, por si no lo saben y no tienen Google a mano, internet cumple veinte años o, dicho de otro modo, la Humanidad cumple veinte años atada a la WWW.

Sí, en efecto, el tango ya decía que veinte años no es nada, pero a mí me parecen una eternidad. Si me hacen caso y aplican el experimento, verán que el ser humano, por lo general, anda corto de memoria y no recuerda qué hacía antes de que, en marzo de 1989, al brillante físico Tim Berners-Lee se le ocurriera idear un sistema de comunicación basado en una herramienta informática de lenguaje universal para que todos pudieran comunicarse con todos.

Sanseacabó Nº 45, emitido por 98.3 Radio