domingo, 9 de noviembre de 2008

Voces desde el campus

LAS 10:58 horas del jueves 30 de octubre de 2008, ETA volvió a atentar contra la Universidad de Navarra. Un coche bomba estalló en el corazón de la vida universitaria cuando las aulas estaban llenas de alumnos y profesores, cuando los investigadores desarrollaban su actividad cotidiana en bibliotecas y centros, mientras el personal de administración y servicios desempeñaba su trabajo habitual.

Por un cúmulo de afortunadas circunstancias, la bomba no causó víctimas de gravedad. Sin embargo, el impacto emocional se extendió por los miles de integrantes de la comunidad universitaria. Y aunque ésta era la sexta vez que la banda terrorista pretendía acabar con la Universidad de Navarra, para la gran mayoría de los estudiantes era la primera vez que se convertían en víctimas de un atentado terrorista.

En la Facultad de Comunicación, a escasos metros de donde se produjo la explosión, cientos de alumnos asistían a clase. En menos de un minuto, las aulas se desalojaron y muchos de ellos, junto con profesores, corrieron hacia la columna de humo que delataba el lugar exacto del atentado, en el aparcamiento entre el Edificio Central y la Biblioteca de Humanidades.

A partir de ese momento, sus reflejos como personas y como futuros profesionales de la comunicación afloraron de forma entremezclada. Como no podía ser de otra manera, se lanzaron a comunicarse con sus familias, con sus amigos, a través de todos los canales que hoy ya son de uso habitual: desde la telefonía móvil (en voz y mensajes de texto), hasta a través de las redes sociales, que ya son el club virtual donde de forma habitual y natural se encuentran los jóvenes.

Pero este intenso impacto emocional no les paralizó en su vertiente profesional. De un modo tan natural como espontáneo, los alumnos de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Navarra también se pusieron desde el primer momento en contacto con todos los medios de comunicación, nacionales y locales. Prensa, radio, televisión e internet comenzaron a recibir de ellos todos los datos necesarios para componer el relato que informaría, en vivo y en directo a la sociedad española, de lo que estaba ocurriendo en el campus de Pamplona minuto a minuto. Fueron las voces que se escucharon por todos los medios y que demostraron, entre otras muchas cosas, su valía personal y su avanzada preparación como futuros profesionales.

Esta web pretende ser un compendio de ese trabajo realizado por instinto y en situaciones de tensión emocional. Un trabajo que ya es historia por su contenido informativo, pero que sigue siendo presente (y futuro) por lo que significa y por el ejemplo de excelencia que encierra".

3 comentarios:

LUISGUI dijo...

Chapeau

Jurdan Arretxe dijo...

Felicidades a los alumnos, profesores y a SaMueltimedia por el trabajo.

Quizá no tenga mayor utilidad o relevancia, pero ¿sería interesante-viable habilitarle al trabajo una zona de comentarios?

Un saludo.

Nico Sangrador dijo...

Algunos que durante el atentado estaban en cierta ciudad española celebrando cierto congreso deberían visitar esta web.