lunes, 10 de marzo de 2008

¡Tabueno!

Andreu Buenafuente es el rey midas de la comunicación. Su factoría es un pozo sin fondo de imaginación que me arranca las carcajadas hasta cuando bordea lo que me importa. Es un humor las más de las veces duro pero siempre inteligente. Andreu y su equipo dominan los medios, se mueven como pez en el agua.

Y una vez declarada mi parcialidad en el tema, allá voy: la ocurrencia de reventar el muermo festival de Eurovisión desde dentro me parece, sin más, genial. El festival de Eurovisión es como ese tío abuelo que se nos ha muerto en el cuarto de estar pero nadie lo quita de la mesa camilla, y ya va para cuarenta mayos. Lo dije en la radio, pero lo repito: mientras nadie se decida a darle compasiva sepultura al rancio festival, me quedo de lejos con la gamberrada del ‘perrea, perrea’ que con cualquier almibarado triunfito que canta cursiladas y se clasifica en decimocuarto lugar, justo detrás de los eslovenos.

Perreemos, pues. Yo, por lo menos, voy a perrear hasta partirme. Esta edición se presenta calentita: no sé qué país presenta a un pollo o algo así. Los noruegos van con un grupo de heavy-metal que si te los cruzas cambias de acera. ¿Y nosotros, qué, con Massiel embalsamada? Pues no señor: con un hispano-argentino parido en minutos por los buenafuentes, con una canción de do-re-mi y un aspecto tan lamentable como desternillante. El cabrito ha conseguido que servidor vaya a ver el festival, tantos años después.

Buenafuente pretende reventar el festival desde dentro, aprovechándose del converso candor de los mandamases de TVE por la democracia internetera, a los que les ha salido el tiro por la culata. Pero me temo que ahora, a los andreus, les va a salir tal el exitazo eurovisivo que se verán obligados a mantener el listón en sucesivas ediciones. O sea, que al chocho festival no lo enterramos ni patrás. Pero bueno, nos reímos. Internet funciona y es muy difícil de controlar. Y de manipular. Ay, Ramoncín, qué tiempos.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Y Onofre qué piensa de todo esto?

Jurdan Arretxe dijo...

Uy, Onofre...

Paco, espero que entre trabajo y trabajo de Tecnología te dé tiempo para ir preparando un especial Eurovisión y después algún Pacohete...

PD: Atento al pavo irlandés (pavo de animal).

Paco Sancho dijo...

Bravo, Jurdan. Te dedicaré la nueva sección del Pacohete.

Y no te pierdas a los heavys noruegos (creo que son noruegos).

¿Por qué no te lanzas a hacer la práctica final sobre Pañavisión? Por lo menos nos reiremos, fijo.

Paco Sancho dijo...

Anónimo (de dos pisos más abajo): Onofre está deprimido. Algún día lo contaré.

Mikel dijo...

Los heavys que van a Eurovision no son noruegos, son de Finlandia, que es muy diferente (o es lo que dicen los finlandeses).

Para más frikinformación: http://es.youtube.com/watch?v=M1nzvDYycUw

Si no entendéis a los presentadores no pasa nada, hablan un euskera muy cerrau.

PD: Me pregunto por qué acumulo tanta información inútil.

Jurdan Arretxe dijo...

Me llena de orgullo y satisfacción la explosiva dedicatoria. La gente ya me felicita por semejante honor hasta cuando

Si van a ir cinco en el cohetico, propongo que el capitán sea el petardo mayor de toda la historia de Eurovisión (y si no votan a España, los andorranos también).

Por cierto, mucho me temo que si no hay un eclipse total de la luna y el sol a la vez, el reportaje final, como quedamos con Ramón Salaverría, irá teñido de blanco y azul con el apañero que acumula "tanta información inútil"...

Jurdan Arretxe dijo...

** "hasta cuando no me conocen".