miércoles, 12 de marzo de 2008

Desarrollo, nudo, desenlace y enlace

Algún lector distraído (o el autor, que también) de este rincón lleva tiempo sin conectar la cadena de fotogramas en torno a los comentarios que he hecho sobre 'La mirada'. Lo de menos es que no se entendiera el argumento de este cortometraje porque, salvo para don Aquilino, creo que es evidente que el guión necesita de un GPS para seguirle por cada vericueto en el que se adentra. Vamos a ver si consigo arrojar un poco de luz.

DESARROLLO.- Todas mis bromas tienen su origen en los Premios Kino, una feliz iniciativa de los de Comunicación Audiovisual de mi fcom, que nacieron para premiar a los alumnos a punto de licenciarse. Reunidos en equipos de más o menos diez integrantes, deben crear de cero a cien un cortometraje de ficción. Bueno, para ahorrarme explicaciones, copio y pego lo que dice la web oficial:
Los Premios Kino son unos galardones creados por el Departamento de Comunicación Audiovisual de la Universidad de Navarra en 1996, con el fin de reconocer los logros creativos, artísticos y técnicos de los cortometrajes que los alumnos realizan el último año de carrera.
La palabra 'Kino' resulta muy apropiada para un premio de este tipo porque, en castellano, suena a un nombre propio o diminutivo, al igual que sucede con los grandes galardones del cine (los Oscar, los Goya, los César, los Félix, etc.). Además, significa “cine” en algunos idiomas como el alemán o el ruso.
Los Premios Kino incluyen las principales categorías creativas, artísticas y técnicas habituales en este tipo de certámenes, hasta un total de 12: Mejor Cortometraje, Mejor Dirección, Mejor Guión, Mejor Música, Mejor Actriz Principal, Mejor Actor Principal, Mejor Actriz Secundaria, Mejor Actor Secundario, Mejor Fotografía, Mejor Montaje, Mejor Dirección Artística y Mejor Sonido.
NUDO.- Este año, y por primera vez en mi vida, uno de los equipos, el comandado por Javi Moreno, me invitó para hacer un papel en su corto, ‘La mirada’. Un papel de actor secundario en el que hacía de padre malo, pero malo de Torrelodones, y que me tuvo tiritando todo un día del noviembre pamplonés por los jardines ciudadanos en mangas de camisa.

Al final, mi papel se quedó en pósit porque salgo en pantalla tres segundos tirando para arriba. Pero fue lo de menos: me lo pasé de cine (¡jo, sin querer!) y conocí a un puñado de estudiantes que se levantaba a las cinco de la mañana, suponiendo que se hubieran acostado, para machacarse como auténticos trabajadores del séptimo arte. El fruto de su esfuerzo fue el cortometraje que hace poco colgué y que se puede ver aquí.

DESENLACE.- No nos hemos jalado una rosca. ‘La mirada’ fue el único de los nueve cortos presentados a concurso que no logró ni una maldita nominación. Así que por eso me dio por hacer unas risas a propósito. Como dirían Les Luthiers, perdimos, perdimos... perdimos otra vez.

Aunque, también es cierto, conseguimos una victoria pírrica: Javi Moreno y José Manuel López, el director y su ayudante de ‘La mirada’, condujeron en la noche de ayer la velada de entrega de premios y su éxito sobre el escenario nadie lo discute. Somos buenos, somos buenos.

Y ENLACE.- Acabadas las risas, tengo el honor de compartir con la blogosfera los dos cortometrajes que más premios consiguieron. Enhorabuena. Pero nos las pagaréis, canallas.


LA VISITA


THE OLD MAN IN THE SEA

4 comentarios:

Alfonso Vara Miguel dijo...

Excelente trabajo el de "The old man in the sea". Sobre todo, que buen montaje, que fantástica edición...

Nahum dijo...

Pues sí, Don Francisco, la verdad es que los integrantes de su corto lo hicieron realmente bien sobre el escenario. Divertidos y ágiles. Y con mucha presencia.

Una pena que su matizadísima actuación no tuviera recompensa. Ya se habla de un nuevo Marlon Brando en Fcom.

Nico Sangrador dijo...

Desde el anonimato que me proporciona blogger mantengo mi huelga de no hambre hasta que 'La mirada' se lleve un Kino.

Vosotros veréis

JURADO MEZQUINO
LA MIRADA MERECE UN KINO

desaparecido dijo...

Don Paco, no han sabido valorar la construcción del personaje, la preparación física y moral para esos 3 segundos de fama.

Ha sido comparable al Monólogo del deshollinador de Gambini, sin duda de culto para los amantes de la profesión.

Fuerza y honor.