viernes, 23 de enero de 2009

Bienvenido, Mister Obama


Obama se ha convertido en la gran esperanza, en el nuevo Mister Marshall que creemos que solucionará todos los problemas del mundo con su varita mágica. Obama es ese líder con el que todo pueblo sueña, porque por lo menos habla bien y contagia su entusiasmo a los ciudadanos sin negarles ni ocultarles la gravedad de la situación. Vamos, nada que ver con nuestro ínclito vicepresidente, capaz de declarar (como hizo el pasado fin de semana) que el Gobierno ya no tiene más medidas que aplicar contra la crisis y eso es lo que hay. Así que hemos llegado a tal punto de insensibilidad, que nuestro Gobierno viene a decirnos que cada palo aguante su vela y aquí no pasa nada. Por eso, es normal que otra vez volvamos nuestros ojos hacia Washington y recemos para que Barack Obama sí sepa por qué y para qué ha sido elegido.
Sanseacabó Nº 39, emitido por 98.3 Radio






11 comentarios:

Paperboy dijo...

Nunca me he fiado de ninguno de los dos: uno está de rebote y el otro sólo por ser negro y majete.

Pero sí tienen algo en común: su discurso vacío.

Ana Giménez dijo...

Vaya "análisis" el de "Paperboy". Decir que está por ser negro y majete es hacer una declaración pública de ignorancia digna de estudiar en un Máster. Y lo del discurso vacío es no haberse molestado ni un minuto en saber nada de él ni de dónde viene, ni lo que ya ha empezado a hacer.
Pero bueno, ya me imagino qué tipo de "líderes" le gustan a "Paperboy". Qué miedo.
Paco, también podías haber dicho lo fácil que lo tiene por lo mal que está todo.
Saludos.

Anónimo dijo...

WELCOME,Mr B.OBAMA !!!
NOUS ESPERONS BEAUCOUP DE SA PRESIDENCE...PUISSIONS-NOUS NE PAS ETRE DEçUS.
Bernard EYCHENNE

Paperboy dijo...

Vaya, Ana. Tienes razón. No sólo me atribuyes con toda paz el desconocimiento de la trayectoria de Obama, sino que infieres con más paz aún qué tipo de líderes me gustan. Y que, por descarte, tienen que dar miedo.

Cierto, he de apuntarme a un máster de análisis retórica política, pero sólo si lo diriges tú. Y aún más teniendo en cuenta que he dicho dos veces la palabra "paz" en cuatro líneas. Pura vaciedad.

Inés Royo dijo...

Paco, solo nos queda mirar a Washington y rezar... jaja. Este pasará a la historia, no sé cómo ni por qué, pero si hace lo dice o un cuarto de lo que dice en su discurso (que de vacío nada, por cierto) nos podemos dar con un cantito en los dientes! un beso

El antihéroe dijo...

Un buen político debe tener dos cualidades principales: Tener visión e iniciativa y saber transmitirlas a los ciudadanos. Obama sabe conectar con el ciudadano medio, tanto pobre como rico. Reducir su elección por parte del pueblo norteamericano al hecho de ser negro es, creo yo, un comentario desatinado de Paperboy. No creo que sea de los que creen que la sociedad española es tan tonta que elige los presidentes como borregos o coaccionados por el miedo. Demos tiempo a Obama para saber si da forma a sus palabras.

La patada al vicepresidente económico -con una trayectoria y currículum que no hace pensar en rebotes, ciertamente- es más o menos merecida. Nuestro gobierno no está sabiendo comunicarse en esta crisis. Se nota que aquí la retórica está emponzoñada con la demagogia y las ideologías. A veces con formas poco menos que groseras. Creo que era lo que quería señalar Paco, haciendo el contraste. Pero él sin faltar, claro.

Anónimo dijo...

Pienso que el señor Pedro SOLBES se debe jubilar antes esta crisis(paro de casi 4 milliones de gente)sin solucion eficaz del gobierno actual.
Bernard EYCHENNE

Paperboy dijo...

Antihéroe: cuando hablaba de rebotes, me refería a Zapatero, no a Solbes. "Mea culpa" por no especificar.

Respecto a la elección de Obama, creo que se debe a tres factores fundamentales:

1) La novedad de un candidato negro, que ha generado ilusión por eso, por ser negro, no por ser un negro más o menos brillante (no es lo mismo ser brillante en retórica que en política). El color de la piel debería ser irrelevante en política (sí, incluso en EEUU, aunque haya sido elegido por eso). La política exterior de ese país es tan decisiva para el resto del planeta que no debería supeditarse a una cuestión tan aleatoria y banal como la raza.

2) La pésima fama del gobierno Bush, el más impopular desde Nixon. Ciertamente, un cambio era higiénico, pero esto hace pensar en la mítica frase: "Las elecciones no las gana la oposición, sino que las pierde el gobierno". El republicanismo tardará mucho en sacudirse la caspa de Bush Jr, y los demócratas siempre llevan el traje limpio. Si la tela es resistente o no, eso ya se verá.

3) Una campaña mediática sin precedentes: 95 personas trabajando para la web, 800 vídeos en youtube y 20.000 grupos de apoyo en redes sociales. Todo ello vertebrado en torno a un eslogan tan efectivo como, repito, vacío: "Sí, podemos". Podemos... ¿qué?

El antihéroe dijo...

En el fútbol se puede aplicar lo mismo, Paperboy: No se ganan partidos, se pierden. La democracia, con todas sus imperfecciones, establece que uno gana, aunque a la larga todos perdamos. Sin embargo, creo que decir que Zapatero está de rebote es dudar de la madurez democrática española. Aunque eso a algunos les da igual. Zapatero pasará para ellos a la historia por su "rebote" -y hundir España, supongo- como Obama pasará por negro.

1. En su primer punto comenta que la política no es sólo retórica. La república norteamericana, de claras reminiscencias clásicas, cuida mucho la retórica. Repito lo que dije antes, es necesario comunicar. No se reduce a eso, y yo no lo he dicho. Usted reduce a Obama a su discurso vacío y a su color de piel. Dice "El color de la piel debería ser irrelevante en política (sí, incluso en EEUU, aunque haya sido elegido por eso)". No creo que merezca la pena discutir por eso, lo tiene claro meridiano.

2. ¿A Bush Jr le eligieron por tejano? ¿Por borracho? ¿Obtuvo su reválida de rebote gracias a la Guerra del Terror? ¿Pura alternancia entre borregos? Tan sólo es un casposo que deja paso a un negro con un traje impoluto. La democracia norteamericana es increíble. Es un análisis que aprenderé a compartir, ya que yo no soy un experto y mi ignorancia es mucha.

3. Supongo que ha leído y escuchado todos los discursos que hicieron sus asesores a Obama, y los has resumido en el Yes, we can de New Hampshire. También supongo que ha leído su programa y ha seguido su campaña, sin quedarse en los datos. Obama parece apostar por el cambio, por llegar más allá de sus palabras. En la realista Europa sabemos que eso es imposible: su reforma de la sanidad chocará de frente con la crisis, jamás podrá salir de Irak. Pero ha conseguido la confianza y dar un impulso a la esperanza de sus compatriotas y extranjeros. ¿Nos decepcionará? Seguro. Pero igual, algunas personas buenas se sientan inspiradas más allá del cinismo.

Podemos cambiar el neoliberalismo por algo nuevo. El que no ve más allá es un pesimista, o más bien un optimista con experiencia.

Saludos Paperboy.

maj dijo...

Me asombra que nadie haya escrito ni media línea sobre algo bueno de Bush. Lo del espíritu crítico...

maj dijo...

Y no me gusta el surf periodístico: eso de abrir edición digital con que Obama apoye el plan contra el hambre de ZP... Notición. Por cierto —voy de ignorante—, que no sé qué plan ese ese...