jueves, 16 de diciembre de 2004

¡Bien por mi cuna!

Escribo con urgencia para felicitarme/nos por la elección de Zaragoza para la Expo 2008. Un esfuerzo común que esperemos no derive en las consabidas medallas del "ha sido por mí". Hace muuuuchos años que vi por primera vez la luz en La Ripa 22. No esperaba ahora, claro, que el Huerva fuera el eje de la candidatura, pero me alegra por mi Ebro. A ver si "el agua y el desarrollo sostenible" no se nos va por el desagüe. De momento, eso: millones de felicidades a todos mis paisanos.